1 de mayo día del trabajo debería ser sin politizar

El día 1 de mayo es el día del trabajo, pero es un día politizado por las distintas asociaciones sindicales que tienen una fuerte vinculación política y si se aplica la Ley 17/1977, no debería celebrarse y para ello deberán realizarse ciertos cambios.

El primero de ellos es a la hora de conceder las subvenciones, a cualquier nivel institucional es tratarles como cualquier otra asociación sin ánimo de lucro y representar a aquellos que cuenten con una autorización de representación en las empresas dado que habrá trabajadores que no se sientan representados por ninguna de ellas.

Las asociaciones de trabajadores, podrán manifestarse pero sin banderas de ninguna ideología política, dado que siempre se han visto banderas que no son los de la Nación y recogidos en la Ley de Símbolos del Estado y colaborar con la limpieza de las calles por donde han trascurrido y dejarlas lo más limpias posible.

Las asociaciones de trabajadores, podrán proponer sugerencias a la administración pública y valorar si se pueden realizar o no, pero luego cada trabajador decidirá si quiere o no aplicarlo y no obligar manteniendo sus principios básicos y sin cambios, siendo necesario realizar una nueva Ley básica que especifique un nuevo marco de derechos y obligaciones para ambas partes y que reconozca al trabajador si quiere o  no aplicarlos y que reconozca los festivos naciones que son cuatro y el resto sean voluntarios entre otras, tipos de contratos y la posibilidad de cotizar por tiempo completo a un trabajador a tiempo parcial.

Esta entrada ha sido publicada en Opinion y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.