Vacaciones, un derecho no una obligación disfrutarlas

Las vacaciones son treinta días naturales y un derecho pero no un deber de cogerlas obligatoriamente. Además es una costumbre importada del Reino Unido e impuesta por decreto a principios del siglo XX

Las vacaciones deben ser días naturales y proporcionales a la jornada laboral de cuarenta horas semanales y si entre medias toca algún festivo se cuenta como un día natural.

Las vacaciones también pueden utilizarse para hacer gestiones en la administración pública o ir al médico. Dado que los justificantes que emiten algunas administraciones.

También puede cogerse días sueltos y las vacaciones deberán comunicarse a la empresa antes del 31 de diciembre.

Las vacaciones son una cuestión personal en la que no deben intervenir los comités de empresa o el departamento de personal, si una persona quiere trabajarlas en vez de disfrutarlas.

Las vacaciones, también puede compensar cualquier imprevisto cuando se acude al centro de trabajo o otra incidencia personal.

Esta entrada fue publicada en Opinion y etiquetada . Guarda el enlace permanente.