Covid-19 vuelta a la carga

Una semana después de la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la Resolución de 30 de septiembre de 2020, de la Secretaría de Estado de Sanidad, por la que se da publicidad al Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre la Declaración de Actuaciones Coordinadas en Salud Pública para responder ante situaciones de especial riesgo por transmisión no controlada de infecciones causadas por el SARS-Cov-2, de fecha 30 de septiembre de 2020 y a pesar de la anulación de la misma tras su transposición por la Comunidad Autónoma de Madrid, fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Apenas veinticuatro horas desde su anulación el Gobierno del Reino de España reunido en Consejo de Ministros aprueba mediante Real Decreto 900/2020, de 9 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para responder ante situaciones de especial riesgo por transmisión no controlada de infecciones causadas por el SARS-CoV-2. y publicado en el día de ayer en el Boletín Oficial del Estado por vía de urgencia la declaración del estado de alarma solamente en determinados municipios de la provincia de Madrid.

El Gobierno del Reino de España es responsable de las consecuencias económicas y otros perjuicios que ocasione por tomar dichas medidas a pesar de los datos facilitados por la Conserjería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid y proponer otro tipo de confinamiento con otras medidas a tomar a partir de 750 casos por cada cien mil habitantes y insistir en que la única solución es el Estado de Alarma con las medidas ya anuladas una vez.

Unas medidas que pueden ser recurridas ante los Juzgados y que podrían  llevar de nuevo una anulación de las medidas tomadas ya anuladas una vez, si  algún partido con representación en el Congreso de los Diputados, la Comunidad Autónoma de Madrid o un particular lo recurre. Es una intervención en toda regla para conseguir mediante, moción de censura o elecciones ganarlas para colocar al Partido Socialista Obrero Español como presidente del gobierno de la Comunidad de Madrid a un candidato de su partido.

La cabezonería de la jefatura del Gobierno del Reino de España con la Comunidad Autónoma de Madrid puede tener consecuencias en las elecciones, tanto a las Cortes como a la Comunidad Autónoma entre otros daños colaterales. Entre esas contramedidas hay pendiente una moción de censura presentada por Vox y cuyas consecuencias pueden ser impensables hace unas semanas.

Esta entrada fue publicada en Opinion. Guarda el enlace permanente.