Fiestas en casas.

El pasado fin de semana en Madrid capital se celebraron cuatrocientas fiestas en diversos lugares con la intervención del Cuerpo Municipal de Policía, a pesar, de las restricciones impuestas y del toque de queda.

El pasado domingo, pasadas las nueve de la mañana, en el Barrio de Universidad popularmente conocido como Malasaña, se han podido ver a grupos de jóvenes, de camino al Metro, algo no habitual, dado que los últimos fines de semana no he detectado su presencia por el barrio.

Las personas deben ser conscientes, que actualmente  hay ciertas cosas que no se pueden hacer como antes debido a la pandemia del Covid-19 y que pueden ser sancionados o recibir una propuesta de sanción por participar en ciertos actos como el botellón, fiestas particulares o en locales, entre otras muchas cosas o actos.

Esta entrada fue publicada en Opinion. Guarda el enlace permanente.