Iglesia del Carmen

La Iglesia del Carmen es un templo católico integrado en el Convento de los Padres Carmelitas Descalzos de Vitoria (Álava, País Vasco, España). Construido en estilo neoclásico moderno y consagrado en el año 1900, se sitúa en la calle Manuel Iradier de la capital alavesa.

La planta es de cruz latina, formada por tres naves de cinco tramos, siendo más elevada la central y dando distribución las otras dos a capillas laterales, más el transepto con crucero y la cabecera recta, la cual consta de capilla principal y capillas secundarias en ambos lados. Las fachadas del exterior presentan aparejo mixto, con sillares para el zócalo del hastial principal, esquinas de los módulos -donde forman pilatras-, líneas de imposta y cornisamientos, y mampostería aparejada. Los hastiales de acceso a los pies del templo (principal) y en el testero del lado de la Epístola del transepto comparten una sencilla portada consistente en un arco de medio punto, sobre el que se dispone una hornacina con bulto religioso (el Niño Jesús de Praga en el lado oriental y la Virgen del Carmen en el lado norte) entre pilastras de tipo corintio más óculo circular y, coronando el paramento, un frontón triangular rematado en cruz, que en el caso de la fachada principal acoge el escudo de la Orden del Carmen. Toda la fachada del lado del Evangelio (meridional) está tapada por las dependencias conventuales, que incluyen diversas aulas, una moderna capilla aneja para la celebración de misas y un espacio hortícola al aire libre. La fachada de poniente, cerrando la cabecera, es contigua a un claustro interior. Del lado del Evangelio emerge, en el tejadillo próximo a los pies del templo, una pequeña espadaña de ladrillo.

Si el exterior del templo se inspira básicamente en las formas neoclásicas, el interior recuerda más al barroco avanzado del XVIII, que imita con bastante precisión, llegando a transmitir la fábrica una sensación de antigüedad que no posee

La nave central se cubre con bóveda de cañón con lunetos y está decorada con molduras de yeso pintadas en ocre sobre plementería enjalbegada; el mismo estilo decorativo se advierte en los baquetones, acantos y arquitrabes de las pilastres de sujeción. La cubierta del crucero consiste en una cúpula hemiesférica apoyada en pechinas decoradas con óvalos pintados al fresco, sin linterna y con cimborrio cuadrado en su exterior. En las pechinas están representados el Niño Jesús de Praga, la Virgen del Carmen, San José y Santa Teresa de Jesús. En los dos primeros tramos de las naves se sitúa, dispuesto en un ancho espacio, el coro elevado. En siguientes tres tramos, hasta el transepto, las naves laterales están cubiertas con bovedillas de media naranja, seis en total; la misma solución adoptan las cubiertas de las dos capillas laterales de la cabecera. Las dimensiones del interior de la iglesia son de 43 por 21,50 metros, y 23 metros de altura en el crucero.

El mobiliario consiste en retablos y tallas religiosas de factura, como la arquitectura que las acoge, contemporánea, y responden al mismo estilo clasicista neo. Las mazonerías fueron ejecutadas por talleres de artistas locales: Hijos del Sr. Murguía, Ramón Goicoechea y la Casa Sr. Larrea. Varias de las esculturas, inclusive la de la Virgen del Carmen que preside el Retablo Mayor, son obras del artista Francisco Font. La construcción del templo desde cero permitió concebir un programa iconográfico y devocional completo para su traslación a los retablos, que son siete en total: el de la Capilla Mayor, los dos de las capillas laterales de la cabecera, y cuatro más situados en las capillas correspondientes a los tramos cuarto y quinto, hacia el centro de la planta, de las naves paralelas a la nave central.

Esta entrada fue publicada en Turismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.