Meados en vía pública

En las calles vemos muchas veces ciertas manchas algunas son meados de perros y otros de personas que no utilizan los aseos públicos gratuitos que instalo el Ayuntamiento de Madrid en diversas calles. La solución es el baldeo de las calles con agua y lejía de manera continua para que no vuelvan a orinar en ese lugar.

En cuanto a los perros en muchos lugares se han instalado zonas habilitadas para ellos, pero muchas veces, los dueños acostumbran a los animales a hacer sus necesidades frente a las puertas de los portales y no todos las recogen, por lo que habría que ser sancionados los dueños y a los vecinos residentes les toca echar agua y lejía para que no vuelvan a hacerlo en la puerta.

Esta entrada ha sido publicada en Opinion y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.